Blog

Artículos de tu interés

Imagen: @maginnis via Twenty20

La depresión en adolescentes es más que sentirse triste durante unos días. Es un intenso sentimiento de desesperanza, tristeza, ira o frustración que dura mucho tiempo. Es una enfermedad médica muy grave que hace difícil tener una vida normal y realizar actividades habituales. Se presentan problemas de concentración al no tener motivación o energía.

Las estadísticas dicen que uno de cada cinco adolescentes sufre depresión en algún momento de esta etapa. Su hijo adolescente puede estar deprimido si se siente triste, melancólico, infeliz o abatido. Es un problema grave, más aun si estos sentimientos han tomado el control de la vida del joven. Puede hacerle difícil disfrutar de la vida incluso ya no participar en actividades que antes hacía con gusto.

Existen varios factores que pueden jugar un papel en la depresión, pueden ser genéticos o heredados que puede darse en familias, por falta de ciertas sustancias químicas en el cerebro, cambios hormonales, eventos traumáticos en la niñez ( abuso, acoso cibernético, bullying, golpes, traumas, muerte de un ser querido).

Esto puede ocurrir en cualquier etapa o edad; sin embargo por lo general comienza en la adolescencia o empezando la vida adulta. Hay ciertos adolescentes que están en mayor riesgo de sufrir depresión y son aquellos que tienen otras afecciones mentales como trastornos de la alimentación,cáncer, enfermedades del corazón, ansiedad y uso de alcohol y drogas.

También los antecedentes de enfermedades mentales, conflictos y familias disfuncionales, problemas con amigos y para socializar, déficit de atención y trastornos de aprendizaje, hiperactividad , traumas en la infancia, baja autoestima, poca capacidad de enfrentar situaciones así como lesbianismo y homosexualidad especialmente cuando sus familias los rechazan o no los apoyan.

 ¿Cuales son los síntomas?

  • Tristeza
  • Sensación de vacío en el estómago
  • Mayor sensibilidad a la crítica.
  • Cambio en la forma de comer (poco o mucho apetito)
  • Pérdida o aumento de peso
  • Sentimientos de tristeza y melancolía
  • Cansancio
  • Falta de concentración
  • Desesperanza
  • Irritabilidad por pequeños detalles
  • Poco tolerante
  • Dolores de cabeza y cuerpo
  • Encierro y falta de sociabilidad
  • Poco interés en actividades que antes disfrutaba
  • Insomnio
  • Dormir demasiado
  • Falta de energía
  • Problemas para tomar decisiones
  • Baja de calificaciones
  • Incumplimiento en tareas
  • Buscar actividades de alto riesgo como conducir de manera imprudente
  • Tener sexo sin precaución
  • Robar
  • Pasar más tiempo a solas y no querer compañía
  • Beber alcohol y consumir drogas
  • Pensar en la muerte o suicidio

Hay que estar alertas en los cambios de las rutinas diarias y en el comportamiento de su hijo que puedan ser un signo que indique que hay depresión, ya que éstas cambian cuando se manifiesta.

¿Cómo se diagnostica la depresión en adolescentes?

Primero hay que tratar de hablar con tu hijo para convencerlo que necesita ir con un especialista. Muchos jóvenes no aceptan que un profesional pueda atenderlos y guiarlos para tratar esta enfermedad. Hay que crear confianza en el adolescente; explicarle que le harán un examen físico y muy probable pruebas de laboratorio.

El Psicólogo o Psiquiatra realizará una evaluación para determinar qué tipo de tratamiento se requerirá y eso dependerá del grado de depresión en el que se encuentre.

¿Cuáles son los tratamientos para la depresión en adolescentes?

Los tratamientos efectivos para la depresión en adolescentes incluyen psicoterapia o terapia de conversación o una combinación de psicoterapia y medicamentos.

La psicoterapia o terapia de conversación, también llamada apoyo psicológico, puede ayudarlo a comprender y controlar su estado de ánimo y sentimientos. Implica ir a ver a un terapeuta, como un psiquiatra, un psicólogo, un trabajador social o un consejero. Podrá expresar sus emociones a alguien que le escuche y comprenda y se sienta apoyado. Aprenderá cómo dejar de pensar negativamente y comenzar a ver las cosas positivas de la vida. Esto le ayudará a aumentar su confianza y sentirse mejor consigo mismo.

Existen diferentes tipos de psicoterapia. Se ha demostrado que algunos ayudan a los adolescentes a lidiar con la depresión, incluyendo:

Psicoterapia: La psicoterapia es el tratamiento que tiene como objetivo el cambio de pensamientos, sentimientos y conductas.

Se lleva a cabo entre un profesional con la formación y las habilidades necesarias para facilitar el cambio psicológico, y el paciente/cliente que requiere la ayuda para aliviar los síntomas que le producen un grado de sufrimiento importante.

Terapia cognitiva conductual: Ayuda a identificar y cambiar los pensamientos negativos e inútiles. También le ayuda a desarrollar habilidades para enfrentar los problemas y cambiar patrones de comportamiento.

Terapia interpersonal: Se enfoca en mejorar sus relaciones. Ayuda a comprender y trabajar las relaciones problemáticas que pueden contribuir a su depresión. Esta terapia puede ayudarle a cambiar los comportamientos que causan problemas. También explora los principales problemas que pueden agregarse a su depresión, como el duelo o cambios en la vida

Medicinas

En algunos casos, el médico le sugerirá medicamentos junto con la psicoterapia. Algunos de los antidepresivos estudiados han demostrado que ayudan a los adolescentes.

¿Qué hago para ayudar a mi hijo?

  • Fomentar un buen estado físico
  • Asegúrate que tu hijo lleva una dieta saludable, duerme bien, hace ejercicio y lleva relaciones positivas con otras personas en casa y escuela.
  • Establece límites a la hora de estar frente a la computadora, televisión, pantalla celular o videojuegos.
  • Fomenta la actividad física
  • Pasa tiempo a solas con él y elógielo por su buen desempeño y comportamiento
  • Enfócate en las cosas positivas del adolescente
  • Ayuda a que tu hijo se relaje con actividades físicas y creativas.
  • Habla y escucha a tu hijo con amor y comprensión y ayúdalo a que pueda describir lo que siente
  • Brinda protección y seguridad
  • Habla con el sobre el bullying y/o abuso escolar. Ser una víctima de esto es una de las causas de los problemas de salud mental en los adolescentes.
  • Estar pendiente sobre los asuntos relacionados con el duelo o la pérdida
  • Reduce el estrés
  • Pon bajo llave las armas de fuego (si las tienes), cuchillos, lazos, cables, medicamentos (incluyendo las que compra sin receta médica) y bebidas alcohólicas.

¡Atención!

Tu adolescente no está inventando los síntomas.
Lo que parece ser pereza irritabilidad o rebeldía puede ser síntoma de depresión.
Si estás preocupado por la posibilidad de que tu hijo adolescente está deprimido, consulta de inmediato a un especialista y llévalo. No esperes a que esto se torne más grave y sea demasiado tarde.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS